Por Dra. Joanne M. Conaway

En este artículo te presentamos un resumen de la interesante Breakout Session de la Dra. Joanne Conaway:  Eres el Único Tú, Tu Microbioma- Mando y Control desde el Útero hasta la Tumba y Más Allá, llevada a cabo durante la Convención Visión 2020 de Youngevity.

¿Sabías que eres la única persona con tu composición bacteriana interna? ¡Así es! Tu microbioma es tan único como tus huellas dactilares. Tu microbioma empezó a desarrollarse desde tu nacimiento y lo heredaste de tu madre durante la lactancia. Lo más sorprendente es que este microbioma cumple un papel determinante en tu condición general de salud, ¡Más de lo que te imaginas!

Pero… ¿qué es el Microbioma?

Cuando hablamos de nuestro Microbioma nos referimos a las bacterias y elementos que habitan en diferentes sitios de  nuestro cuerpo, principalmente en nuestros intestinos, y que son agentes muy importantes para que muchos de nuestros procesos biológicos se lleven a cabo con éxito. De hecho, estudios recientes han demostrado que el sistema gastrointestinal (y los microorganismos que lo habitan) están estrechamente relacionados con una gran cantidad de padecimientos en todos los otros sistemas de nuestro cuerpo, ¿cómo es esto posible?

La respuesta es sencilla, en nuestro Microbioma se encuentran bacterias saludables, hongos, protozoos y bacterias no saludables. Cuando el balance de las bacterias saludables es mayor entonces estas bacterias se encargan de controlar agentes patógenos (¡Del 75 al 80% de nuestro sistema inmune habita en nuestros intestinos!), también ayudan a nuestro intestino a transformar los alimentos que consumimos en moléculas que alimentan a nuestro cuerpo y nos ayudan a absorber correctamente nuestros alimentos y suplementos alimenticios. Esto es fundamental, pues aunque nos alimentemos adecuadamente y nos suplementemos, no tendremos el resultado en nuestra salud si antes no trabajamos en nuestra Microbiota, la cual es el conjunto de bacterias buenas de nuestro intestino.

De hecho, estas bacterias benéficas se encargan de:

  • La producción de vitaminas, especialmente aquellas del complejo B.
  • Ayudan a procesar la lactosa gracias a que descomponen la lactasa.
  • Cumplen un papel fundamental para ayudar a estabilizar los niveles de colesterol.
  • Son la primera línea de defensa contra padecimientos provocados por intolerancia a los alimentos.
  • Ayudan a mantener la integridad del recubrimiento intestinal.
  • Colaboran para mantener un balance hormonal adecuado.
  • Ayudan a controlar el mal aliento, los gases y la inflamación.
  • Ayudan a mantener niveles correctos de alcalinidad y acidez en los intestinos.

Por otro lado, cuando la población de bacterias buenas disminuye y la de bacterias no saludables aumenta, el panorama cambia por completo. Las bacterias malas también procesan los alimentos que consumimos, pero, en lugar de transformarlos en moléculas útiles, los transformarán en toxinas, que después pasarán al flujo sanguíneo y dañarán a nuestro organismo a nivel celular.

Estas moléculas tóxicas pueden provocar afecciones como artritis, enfermedades mentales, eczema o rosácea. En este punto, es importante recordar que el sistema gastrointestinal está conectado con todos los demás sistemas de nuestro cuerpo, ya que a través del Nervio Vago (que conecta al cerebro y el estómago) el estómago transporta información al cerebro sobre el estado general de todo nuestro cuerpo. La Dra. Conaway propone que la felicidad reside en la salud de tu tracto digestivo, ya que la Serotonina, el neurotransmisor encargado de la felicidad, se produce en un 70% en nuestros intestinos. Por esta razón, una flora intestinal saludable (Eubiosis Intestinal) es garantía de una vida más plena. Por el contrario (Disbiosis), el aumento en bacterias nocivas, puede traer como consecuencia diversos padecimientos de salud y provocar el síndrome del intestino permeable, alterando de este modo todo el equilibrio de nuestro cuerpo.

¿Qué es el síndrome del Intestino Permeable?

Cuando tu flora intestinal se encuentra saludable, el recubrimiento intestinal está íntegro, por lo que los tejidos del intestino están perfectamente entrelazados y permiten que sólo las moléculas nutritivas ingresen al cuerpo. En el síndrome del intestino permeable, las uniones entre los tejidos del intestino se encuentran dañadas y hay grandes espacios entre ellos, lo que permite que toxinas, virus y bacterias perjudiciales ingresen al flujo sanguíneo. Cuando esto sucede, algunas de las reacciones que podemos esperar son alergias, intolerancias e incluso reacciones autoinmunes. Un intestino permeable es causal de inflamación, y la inflamación es el origen de todas las enfermedades, además de conducirnos a un estado de malnutrición por la deficiencia en la asimilación de nutrientes.

¿Cómo mantener una microbiota saludable?

Ahora que sabes todas las funciones en las que apoya tu microbiota entenderás la importancia de alimentarla correctamente. Primero, asegúrate de consumir comida adecuada, las grasas vegetales, el gluten y los alimentos procesados son dañinos para tu flora intestinal ya que permiten el ingreso de sustancias nocivas que alimentan a las bacterias malas. Además, el gluten daña el recubrimiento intestinal y evita la correcta absorción de nutrientes.

Una vez que has eliminado las comidas dañinas es momento de alimentar a tu flora intestinal benéfica. Para ello contamos con Ultimate Flora FX, una exclusiva mezcla de pre y probióticos, que, además de enriquecer tu flora bacteriana, te ayudará a mejorar la absorción de tus suplementos alimenticios. Como recomendación adicional, la Dra. Conaway sugiere tomar los probióticos por la noche antes de dormir, pero una dosis en ayunas ayudará a la estimulación de tu sistema inmune.

PAK DIGESTIVO

#CO11248 | BV 49 QV 69

Precio Asociado: $243.200 COP + Gastos de Envío